Teletrabajo: ¿qué nos aporta y nos exige?

¡Descubre los beneficios y retos que suponen teletrabajar! Una modalidad laboral que necesitamos para salvar al planeta y esta pandemia está haciéndonos ver a todos y a todas que trabajar sin la presencia física de parte del personal es viable, productivo y eficaz. 

Beneficios

Para la empresa

  • Aumento de la productividad: tener al personal contento conlleva un mayor rendimiento profesional. 
  • Y… ¿qué excusa pongo ahora para no acudir al centro laboral? Encontrar algo creíble se vuelve más difícil, por lo que disminuye el absentismo laboral.
  • Ahorro en espacio físico de oficina, ya que si parte de la plantilla teletrabaja no hace falta mantener ese espacio que se utilizaba para ellos/as. 
  • Cuida el planeta gracias a reducir las emisiones por desplazamientos al centro de trabajo. 
  • Transforma la empresa en una más responsable con el medio ambiente y mejora la imagen empresarial. 
  • Trabajar por objetivos lleva a una mayor racionalización del trabajo
  • Contrata a esa persona idónea viva donde viva, ya no tienes que depender de la cercanía para poder contratar a esa persona ideal para un puesto de trabajo, ¡basta con que le enseñes las bases para teletrabajar en la empresa!

Para el/la trabajador/a

  • ¡Todo en uno! Trabajar desde casa permite una mayor conciliación de la vida laboral y familiar.
  • Flexibilidad horaria y planificación del propio trabajo, ahora más que nunca el/la teletrabajador/a tiene que ser capaz de planificar su jornada laboral y, en este caso, tiene más flexibilidad para hacerlo que en el caso del trabajo tradicional. 
  • A gusto del consumidor: elección del entorno laboral.
  • Tiempo de acudir al centro laboral mínimo. 
  • Ahorro para su bolsillo: no genera gastos por desplazamientos. 
  • Cuida del planeta.

Retos

Para la empresa

  • La inversión para la adquisición de la tecnología necesaria y las adaptaciones organizativas. 
  • Es hora de aprender a confiar más en los/as trabajadores porque llevar una supervisión directa no es posible. 
  • Crear nuevos métodos de control laboral.

Para el/la trabajador/a

  • Aprender a trabajar distanciado/a de los/as compañeros/as para no caer en el aislamiento.
  • El todo en uno a veces puede llevar a no saber separar el trabajo de la familia, pero ¡a todo se aprende!. 
  • La jornada laboral es la que era: tratar de no estar disponible fuera de la jornada laboral para no perder la noción del tiempo. 
  • Asumir gastos de calefacción, iluminación, etc… pero, en comparación, seguro que son menores a los que suponen los desplazamientos diarios. 
  • El personal tiene que encontrar nuevas formas de destacar si quiere conseguir su promoción, es el momento de demostrar las habilidades de una forma más llamativa.