¿Cuándo trabajo desde casa?

Deja que corra el aire en la oficina: mandar a teletrabajar a varios/as trabajadores/as puede ser un muy útil en el día a día de una empresa. Hay distintas maneras de hacerlo y cada una se adapta mejor a un tipo de personal. Descubre las tres modalidades principales y valora cuál es la mejor por cada puesto de trabajo o departamento.

A tiempo completo

¡Di adiós a los/as trabajadores/as! Pero no te preocupes, siempre que quieras podrás agendar una reunión presencial para no olvidarte de ellos/as. 

Si el personal de la empresa vive muy alejado del centro de trabajo habitual, consideras que esos trabajadores/as cuentan con capacidad de autoorganización y sus tareas no implican mucho trabajo colaborativo, la jornada de teletrabajo a tiempo completo es una opción idónea.

Ventajas

  • ¡Adiós a los cafés de media mañana! Al no acudir al centro laboral se eliminan totalmente las distracciones que conlleva el día a día en la oficina.
  • Ahorro de costes en espacio físico de la oficina. 
  • ¡Buenas noticias! La hucha de ahorro de los/as trabajadores/as podrá empezar a crecer, ya que el personal no tiene gastos por acudir al centro laboral.
  • El planeta agradece que te quedes en casa: reducción en las emisiones de CO2. 

Desventajas

  • ¿Qué es de los/as compañeros/as? Esta modalidad puede suponer una pérdida de comunicación entre ellos/as y una sensación de aislamiento por parte de los/as teletrabajadores/as. 
  • La promoción profesional se vuelve más díficil, pero siempre es posible encontrar el modo de destacar para poder ascender, ¿verdad?

Algunos días de la semana

Si vuestra empresa no busca ni tanto ni tan poco, está es una buena solución. Conciliar los beneficios tanto del trabajo presencial como del teletrabajo es posible.

Te recomendamos que fijes de antemano los días de la semana en los que cada teletrabajador/a va a trabajar desde casa, aunque también es posible que sea el/la propio/a trabajador/a quien lo decida cada semana según sus necesidades.

Ventajas

  • Los/as trabajadores/as podrán estar tranquilos/as porque los parones para cafés seguirán ahí. Así se favorece la conciliación y se minimizan los riesgos de aislamiento.
  • El aprendizaje informal a través del contacto con los/as compañeros/as se ve mínimamente afectado.
  • Ahorro de costes en espacio físico de la oficina.
  • Los/as trabajadores/as ahorran. Menos desplazamientos laborales=menos gastos mensuales. 
  • El planeta está contento: se reducen las emisiones de CO2. 

Desventajas

  • Cada trabajador/a vale por dos: costes asociados a la existencia de dos puestos de trabajo por trabajador/a.
  • Hay que tener cuidado con las fechas en las que realizar reuniones presenciales, no vaya a ser que algún miembro se encuentre teletrabajando ese día. Pero eso tiene fácil solución: mucha organización y comunicación. 

Una parte de la jornada laboral

Existe la posibilidad de implementar una modalidad diferente a cada empleado/a. Por lo que, en los casos del personal que tenga responsabilidades familiares durante una parte del día, esta puede ser una solución para que pueda tanto trabajar en la oficina como desde casa a lo largo de una misma jornada laboral. 

Ventajas

  • Minimiza los riesgos de aislamiento.
  • Los/as trabajadores/as agradecen tener esta modalidad ya que pueden conciliar mejor su jornada laboral y familiar. Y… una mayor satisfacción laboral supone una mayor productividad. 
  • El aprendizaje informal a través del contacto con los/as compañeros/as se ve mínimamente afectado.
  • El/la trabajador/a no se olvida de su centro de trabajo porque tiene contacto con la oficina todos los días. 

Desventajas

  • Si el/la teletrabajador/a quiere optar por esta modalidad, tendrá que llevar consigo la tecnología que utilice en el día a día del trabajo a casa sino utiliza su propio ordenador en su domicilio, porque supone un gran coste asumir los costes por dos puestos de trabajo por empleado/a. 
  • El planeta ya no está tan contento… Esta modalidad no elimina los desplazamientos al centro de trabajo.