ISO 14001

¿Qué es la norma ISO 14001?

La norma ISO 14001, o también la certificación ISO 14001, es lo que permite a las empresas demostrar que están comprometidas con la protección del ecosistema a través de la gestión de los riesgos medioambientales que estén directa o indirectamente vinculados a las actividades que lleven a cabo. 

De hecho, las normas ISO (International Organization for Standardization) son las que reconocen la necesidad a la hora de normalizar el uso de las herramientas de gestión ambientales, siendo concretamente la norma ISO 14001 la específica para que la empresa sea meritoria de dicha certificación.

Para ser más concretos, la certificación ISO 14001 es una norma reconocida internacionalmente, que permite a las empresas poder demostrar que asumen esa responsabilidad ambiental, además de una intención de querer reducir su impacto ecológico, proyectando y reforzando la imagen sostenible corporativa. 

La ISO 14001 ayuda en como identificar y gestionar los riesgos ambientales que están asociados a los procesos internos de la actividad que lleva a cabo la empresa. Esta certificación es la que permite identificar una gestión eficiente del riesgo y la protección del medio ambiente, así como también la prevención, las medidas legales vigentes y las posibles necesidades económicas. 

Se trata de una herramienta esencial para muchas organizaciones y empresas, especialmente las que desean generar una mayor confianza por parte de sus colaboradores, accionistas, clientes e incluso de la sociedad. Ese voto de confianza viene directamente de esa demostración hacia el compromiso por la mejora constante del bienestar medioambiental. 

¿Para qué puede servir la certificación ISO 14001?

Como la ISO se basa en el ciclo PDCA, que podemos entender del inglés como Plan-Do-Check-Action, sirve principalmente para:

  • Para demostrar el compromiso medioambiental, incorporando de forma eficaz las cuestiones ambientales en la gestión diaria de las actividades corporativas
  • Una mejora del rendimiento de los recursos que se consuman y se generen a través de un uso inteligente y con menos riesgo de efectos adversos
  • La gestión de la reputación corporativa que se pueden ver reflejadas tanto en el mercado interno con los clientes y colaboradores, sino también con el mercado externo y la imagen que se consigue trasladar
  • El cumplimento de las legislaciones que esten en marcha y ahorrando cualquier tipo de litigio con la administración local o estatal
  • La reducción de los costes operativos, entre los que destacan la eficiencia del uso del agua y la energía consumida
  • Para tener una certificación internacionalmente reconocida, lo que permite que pueda ser probado y fácilmente identificable como que la empresa está comprometida
  • La generación de confianza, lo que a su vez puede generar nuevos contratos y nuevos clientes que valoren la ISO 14001