El efecto que está teniendo el cambio climático ha pasado de ser un hecho que se manifestaba de vez en cuando a ser  una realidad que se puede palpar a menudo. Y es que a pesar de que durante la última década el número regulaciones para mejorar la sostenibilidad de las empresas y el cuidado del medio ambiente está aumentando, la calidad del aire está empeorando, y lo que resulta realmente alarmante es que un 97% de la población española respira aire contaminado y que a causa de ello entorno a unas 30.000 personas fallecen al año.

Sin embargo, no todo son malas noticias, y es que parece ser que la sociedad empieza a exigir a las empresas que sean responsables, que piensen en el bienestar de la sociedad y que cumplan en términos medioambientales con las necesidades y retos actuales. Esto se justifica en que un reciente estudio realizado por IBM, revela que un 82% de los españoles prefieren consumir en compañías que priorizan el bienestar de su entorno (medio ambiente, apoyo a las comunidades, etc.) que en aquellas que únicamente se centran en maximizar el beneficio. 

Además, un dato que resulta bastante esperanzador es que las futuras generaciones, son aún más conscientes de la gravedad de la situación y un 83% afirma que prioriza consumir en empresas que cuenten con una responsabilidad social corporativa. Por lo tanto, queda claro que el mensaje de la necesidad de que las empresas tienen que ser más responsables y actuar de una manera más sostenible se ha interiorizado en la sociedad y sobre todo en el segmento de los más jóvenes.

De la misma manera, y vistas las tendencias de consumo hacia empresas más sostenibles, resulta obvio decir que las empresas que cuenten con una RSC aumentarán su volumen de ventas en un futuro. Y es que tras un estudio realizado por Verizon se muestra cómo las organizaciones que han implementado una RSC aumentaron su volumen de ventas en un 20%, por lo que queda claro que, la puesta en marcha de estrategias socialmente responsables no sólo traen consigo beneficios para el medio ambiente y la calidad el vida de la sociedad, sino que también para la propia empresa. 

De hecho, tras estos dos estudios se concluye que a día de hoy y sobre todo en el futuro, las RSC han pasado de ser una opción para las empresas a ser una necesidad obligatoria para el éxito tanto social como empresarial. De esta manera, las empresas que no incorporen RSC difícilmente podrán sobrevivir en un futuro próximo.

Necesidad de ser más ambiciosos sobre los ODS

 Lise Kingo, CEO del Pacto Mundial de las Naciones Unidas afirma que «las empresas deben intensificar y transformar sus modelos de negocio para convertir los compromisos de política en acciones que puedan conducir a mejoras reales en el rendimiento. Ahora es el momento de que los directores generales hablen y se aseguren de que todas las empresas integran plenamente los Diez Principios y elevan su ambición sobre los ODS para satisfacer las necesidades de la sociedad y del planeta».

Las empresas tienen que intensificar su compromiso con el medioambiente y las RSC si quieren buscar el éxito empresarial y si sobre todo, quieren hacer de este un mejor planeta. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *