Calentamiento Global

¿Qué es el calentamiento global?

Como su propio nombre indica, el calentamiento global es la subida gradual de la temperatura global, siendo esta la principal consecuencia del cambio climático. Esta subida generalizada de temperatura por todo el planeta puede ser el factor desencadenante de muchos cambios meteorológicos y medioambientales en los ecosistemas alrededor del mundo. 

Uno de los principales factores que provocan el calentamiento global son la emisión de gases de efecto invernadero, como el metano o el dióxido de carbono. En sí mismos no son un problema y son gases que se encuentran en la naturaleza, pero en cantidades excesivas, las propiedades químicas de estos pueden desencadenar efectos adversos en el medio ambiente.  

¿Cuándo se originó el calentamiento global?

Desde que la Revolución Industrial lo cambiase todo a mediados del siglo XIX, la industrialización del mundo ha causado un crecimiento económico sin precedentes. No solo a nivel de dinero contante y sonante, sino también en la mejora de nuestra vida cotidiana: nuevos transportes rápidos, redes de telecomunicaciones, mejores materiales, mayor distribución y generación de alimentos y muchas otras cosas que hoy consideramos como normales en cualquier país desarrollado.

Pero al mismo tiempo que los países se iban industrializando y prosperando, también se generaban grandes cantidades de residuos contaminantes, especialmente emisiones de GEI. Esta consecuencia negativa, nacida de la Revolución Industrial, se ha ido generando lentamente en los últimos 150 años. 

¿Qué consecuencias tiene el calentamiento global?

Aunque quizás no pueda parecerlo, una subida de la temperatura a nivel mundial puede tener consecuencias muy graves para los ecosistemas. De hecho, en algunas regiones del mundo ya ha tenido esas consecuencias. 

Algunos de los lugares donde más se han notado los efectos del calentamiento global son la zona ártica y los glaciares. La subida de las temperaturas ha causado que el hielo de los polos se derrita más y más rápido. Esto a su vez causa que el nivel del mar suba gradualmente, provocando inundaciones u otros efectos negativos medioambientales. 

Al final se trata de comprender que el ecosistema existe en un equilibrio muy delicado y que cualquier acción, tanto positiva como dañina afectará a otras partes del ecosistema, como un sistema de cadenas. Precisamente por este motivo, por la interconectividad de la naturaleza, es crucial mantener la temperatura adecuada y preservar ese equilibrio. 

No es lo mismo calentamiento global que cambio climático

Se debe hacer una importante distinción entre el concepto de calentamiento global y cambio climático. El calentamiento global, como hemos comentado anteriormente, es la subida de la temperatura alrededor del mundo, cuyas consecuencias pueden ser muy negativas para el ecosistema. El calentamiento global es una consecuencia del cambio climático. 

El cambio climático, por otra parte, es el cambio progresivo del propio clima, ya sea de forma natural o causado por el hombre. Uno de los ejemplos más sencillos del cambio climático natural son las edades de hielo que ha experimentado la Tierra en los últimos millones de años, siendo la más reciente hace 12.000 años.

Sin embargo, cuando nos referimos normalmente al término de cambio climático, hablamos sobre el cambio climático causado por la acción humana. Es precisamente esta segunda definición la que nosotros sí que podemos frenar.